bannerinterno08

perfiles-02-04

Desde el marco institucional, la Filosofía Franciscana, el Proyecto Educativo y la Ley General de Educación 115 de 1994, el Docente  del Colegio la Inmaculada Itagüí se caracteriza por evidenciar el siguiente perfil:

Competencias institucionales:

  • perfiles1Ética y sencillez
  • Adaptabilidad y flexibilidad
  • Compromiso
  • Calidad humana
  • Credibilidad
  • Comunicación efectiva y asertiva
  • Integridad y transparencia
  • Excelencia
  • Puntualidad
  • Ecuanimidad
  • Dinamismo
  • Recursividad
  • Apertura al diálogo
  • Cercanía a su grupo
  • Compromiso con su papel formativo.
  • Amplio sentido de pertenencia.
  • Iniciativa
  • Prudencia
  • Respeto
  • Temple
  • Liderazgo
  • Colaboración
  • Disponibilidad
  • Autonomía
  • Responsabilidad y justicia
  • Sólida formación profesional y humana
  • Generador del pensamiento crítico-reflexivo en sus estudiantes
  • Con niveles de exigencia dentro de la calidez, siendo coherente en la acción.
  • Innovación y creatividad
  • Capacidad de redactar y elaborar informes, reportes y  documentos en general.

Competencias Específicas:

  • Espíritu Investigativo.
  • Concertación
  • Fundamentación pedagógica, metodológica y evaluativa.
  • Buen manejo de sistemas y equipos tecnológicos
  • Orientación al cliente
  • Toma de decisiones
  • Trabajo en Equipo  
  • Capacidad de planificación y organización 
  • Pensamiento analítico
  • Perseverancia
  • Resolución de conflictos
  • Calidad y mejora continua

perfiles-02-03

El mundo contemporáneo requiere y exige una mujer: digna, feliz, elegante,  excelente, sana y santa; capaz de: perfiles2

  • Descubrir el sentido de la vida que emana de Dios y se hace presente cada día en su gratuidad; para amarla, respetarla, valorarla, dignificarla y celebrarla.
  • Tener  conocimiento real de sí misma para construir su proyecto de vida con autonomía y responsabilidad.
  • Forjar su personalidad asumiendo con libertad responsable el proceso de maduración, para potencializar las habilidades, destrezas y talentos que le permitan crecer  integralmente con  calidad humana y excelencia académica.
  • Tener a Cristo como modelo y eje principal de vida y a María Inmaculada como referente de identidad femenina; interiorizando los valores  Franciscanos de  Fraternidad y  Servicio.
  • Ser líder competente en la familia y la sociedad,  para responder a las exigencias del mundo contemporáneo.
  • Tener identidad y sentido de pertenencia por la Institución; siendo testimonio de los principios y valores que se forjan en el proceso de formación.
  • Se identifica en la comunidad educativa con nuestro carisma FIC, con la visión y misión comprometiéndose a participar con dinamismo y coherencia en todas las actividades de formación académica y pastoral.
  • Construye su propia historia y forja el desarrollo social, con capacidad de opción y decisión vocacional y profesional.
  • Comunicarse asertivamente; analizar, discernir, comprender y relacionarse con el otro como hermano.
  • Desarrollar espíritu investigativo y pensamiento crítico a través del autoaprendizaje, para liderar y  promover transformaciones sociales, con autonomía y responsabilidad social.
  • Dar testimonio de solidaridad, apoyando  las más nobles  causas de la sociedad a la cual  pertenece, siendo sensible con las necesidades del hermano.
  • Asume el respeto por la naturaleza y sensibilidad por la ecología.
  • Forjar metas significativas que direccionen el ser, el conocer, el hacer y el convivir como agente de Paz y Bien, haciendo suyo el proyecto educativo institucional.

perfiles-02-02

Los Padres de familia son los principales e insustituibles educadores de los hijos, por eso en nuestro Proyecto educativo se debe asumir el compromiso de rescatar el protagonismo de la familia, fortaleciendo a través de su participación activa en el desarrollo de la comunidad educativa. En nuestra Institución no se matricula la estudiante, se matricula la familia:

  • Asume plenamente el compromiso y la convicción de ser los primeros y principales educadores de sus hijos.
  • Identificados con el proceso formativo que le brinda la Institución a sus hijas y con el estilo de trabajo y las orientaciones que ella demanda.
  • Abiertos a la comunicación y al diálogo, dispuestos a escuchar, participar y colaborar en todo lo que la Institución les solicite para contribuir a la formación de sus hijas.
  • Respetan y se identifican con la orientación cristiana y católica de la Institución. Cumple y ayuda a cumplir sus objetivos, reglamento y normas defendiendo la imagen de la Institución dentro y fuera de ella.
  • Se esfuerzan por identificarse con el carisma de la Congregación de las Religiosas Franciscanas de la Inmaculada Concepción y participa activamente en las actividades: Pastoral familiar, Escuela de Padres, grupos de oración, Catequesis y demás espacios que ofrezca la Institución y su Parroquia desarrollando en sus hijos los principios del evangelio e inculcándoles el amor a Dios a la Virgen María y al prójimo.
  • Asume el acompañamiento de sus hijos con una presencia efectiva en el hogar y apoyándolos en las iniciativas formativas de la Institución.
  • Procurar un clima familiar sano en lo físico, Sicológico y espiritual para lograr una formación integral de su hijo.
  • Transmite valores de justicia, paz y tolerancia cimentando las bases de la vida en comunidad.
  • Respeta el pluralismo cultural y religioso de la comunidad educativa aceptando y estableciendo relaciones de acogida y fraternidad.
  • Comprometidos en la labor educativa en sintonía con el PEI y la enseñanza católica del Colegio.
  • Responder ante los compromisos con el Colegio.
  • Conocer el Proyecto Educativo franciscano y se identifican con su marco doctrinario, filosófico y pedagógicos
  • Los hijos experimentan en la familia la riqueza del encuentro, la convivencia, el     compartir y el relacionarse como personas
  • Comprometidos con la unidad familiar a pesar del sacrificio que esto implica.
  • Conscientes de su responsabilidad de primeros y principales educadores de sus  hijos.
  • Responsables de su vocación de Padres de familia y de la misión de formar a sus hijos.
  • Comprometidos en la labor educativa en sintonía y armonía con el PEI y la enseñanza católica del colegio.
  • Abiertos a la comunicación y al diálogo, dispuestos a escuchar, participar y colaborar con todo lo que la Institución les solicite para contribuir a la formación de sus hijos.
  • Conocen el Proyecto Educativo Franciscano y se identifican con su marco doctrinario, filosófico y pedagógico.
  • Se esfuerzan por identificarse con el carisma de la Congregación de las Religiosas Franciscanas de la Inmaculada Concepción.
  • Abiertos al cambio con capacidad para discernir y ejercer su autoridad en favor del crecimiento integral de los hijos.
  • Ser referentes significativos en el acompañamiento, modelos de seguridad, confidentes y guías de sus hijos y sus intereses, educándolos para la vida.
  • Testimoniar con la palabra y los actos los valores cristianos y morales que respaldan su autoridad, comprometidos  con la formación integral de la conciencia y la voluntad.
  • Asumir la propuesta educativa de la Institución y fortalecerla con su participación y colaboración, cancelando oportunamente los costos que le implique la formación de su hija y la sostenibilidad de la Institución.
  • La transparencia y la rectitud ante los compromisos adquiridos con el Colegio.

perfiles-02-01

Las  Egresadas son mujeres que demuestran el aprendizaje obtenido a nivel académico, intelectual y de formación en los valores humano, cristianos y franciscanos proyectando el Carisma legado por nuestros fundadores: Padre Alfonso María de la Cruz Sardinas y Madre Clara Álvarez del Corazón de María. Esto implica:

  • Ser testimonio de vida cristiana siendo referente de Paz, Ciencia y Virtud como legado de la  formación recibida en el colegio.
  • Ser constructora de paz, fraternidad y servicio.
  • Llamada a hacer opciones de vida con libertad y responsabilidad, que la proyecte como mujer íntegra en el campo profesional y familiar en la sociedad y la patria.
  • Estar comprometida con la construcción de tejido social y abierta a las nuevas exigencias culturales, sociales y laborales de la época.
  • Ser protagonista de calidad humana y del desarrollo de competencias en el desempeño del ejercicio personal y profesional en beneficio de la comunidad.

Estar dispuesta a liderar procesos de transformación y ser gestora de cambios sociales como mujer íntegra, digna, feliz, elegante, excelente, sana y santa.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>